25/5/17

Un negro de padre chino xD.





24/mayo/17

En el sueño, estaba con un grupo de gente y con Paloma Navarrete. Éramos sus alumnos. Teníamos que cantar una canción cuyas letras aparecían en una pantalla, como si fuera un karaoke pero yo no me animaba a cantarla en el turno que me tocaba porque justamente en mi turno, las palabras se volvían tremendamente largas e impronunciables. Luego en los turnos de los demás, se volvían más sencillas y estas se adaptaban fácilmente al ritmo de la canción.

De repente, estamos en casa de Paloma. Me subo a una silla y me pongo a limpiar un mueble que llegaba al techo. Abro las puertas de vidrio y empiezo a quitar telarañas y suciedad a una estantería. Allí dentro hay un animalito, un murciélago creo recordar. Se lo digo y entonces Paloma viene a por él. Lo saca del mueble y lo guarda entre sus manos.

Yo aprovecho para preguntarle por uno de mis sueños. Le cuento aquel sueño en el que me preguntan que si sé quién es un chico rubio que se sienta junto a mí y que posteriormente cambia su aspecto, se hace moreno. Sin embargo, Paloma antes de terminar de escuchar lo que tenía que decirle, se va con el resto de los alumnos que estaban en su cocina preparando algo porque alguno de ellos hace algo que le llama la atención. Ella desaparece en dirección a la cocina mientras parece dar una serie de órdenes a alguno de los que estaban dentro.
Entonces, yo le digo a ella “jo, no es justo, a mí nunca me haces caso… ¿pues sabes qué? Me voy de este sitio”.

Entonces, yo me veo abandonando su casa, bajando las escaleras de un edificio. Ella apareció de nuevo junto a mí y me decía “no hagas eso”. Mientras, podía sentir la energía del ermitaño que me acompañaba. Sentía soledad y sentía que así se ganaba el poder personal, aunque también parecía ser peligroso y Paloma parecía advertirme de ello implícitamente en aquella orden que me daba. Pero no tenía miedo…

25/mayo/17

(Esta noche, antes de dormir, me dibujé un tótem mandala con la forma de un murciélago, al que fabriqué de forma instintiva, dejándome llevar, al ritmo de una música chamánica. Tengo que decir que me quedó genial, bastante simétrico y muy original. El por qué hice este tótem fue porque en el sueño anterior saqué un murci de una estantería y revisando su significado totémico me di cuenta de que servía de mucho para la etapa que estaba atravesando. Había una ambigüedad que debía resolver, y el murci que es ciego a la ilusión pero que es altamente sensible y psíquico, podría ayudarme a destapar alguna ambigüedad repetitiva que lleva repitiéndose en mis sueños esporádicamente desde hace algo más de un par de años.)

Yo estaba en mi casa. Había bastante luz por todos lados. De repente, veo como en otro plano a un chico negrito que va a venir a mi casa. Que se está preparando. Veo que él está sentado. Coge una masa amorfa con la mano derecha y se la aplica en las zapatillas. Así estas parecen más voluminosas, después aparecen los colores y los detalles. Esto parece que lo hace con el pensamiento. Posteriormente me doy cuenta de que él ha modificado su cuerpo entero, igual que ha hecho con las zapatillas. Aparentemente es negro y está algo corpulento, musculoso. Él tiene planeado venir a mi casa y después irse a una fiesta en un barco, con niños, a un evento que me parece un tanto infantil. Muy inocente.

De repente él aparece y me arrincona en la cama, con calma. Se me echa encima con cuidado. Parece que hacemos el acto sexual. No digo que hacemos el amor, porque yo no siento amor. De hecho, no siento nada cuando él repetidamente hace ese movimiento con su "instrumento" sexual. No siento amor, ni desagrado, nada. Tampoco excitación. Es algo que me resulta indiferente. Sin embargo, yo noto por su parte… una cierta intención de querer cuidarme y atenderme. Él sí parece sentir algo muy especial por mí... de hecho, incluso siento que olvida que tiene que irse a ese otro evento. Siento que yo podría decirle "no vayas" y él se quedaría conmigo. Sin embargo, me da igual si se queda o se va.

Y luego de repente, algo, una voz interior solemne y algo grave me dice “su padre es Chino”.

17/5/17

Sabe quién eres.

Sueños...



15/mayo/17

(Anoche trabajé con la carta del ermitaño antes de dormir, aunque creo que probaré de nuevo porque no he quedado muy satisfecha con el resultado. Antes de ello, hice un ritual de limpieza del arquetipo puesto que me recordaba al monje)

Estaba en la plaza debajo de la casa de mis padres, un pequeño parque. Sé que quedaba algo más de media hora para que llegara la hora de irse al lugar donde había quedado con unos amigos, creo que en la feria. Estaba apoyada en uno de esos maceteros circulares, esperando que pasara un poco el tiempo. Conmigo había un chico que me hablaba pero no recuerdo nada de lo que me decía. Yo mientras, me veía desde todos los ángulos los dientes. Como si mi consciencia estuviese dentro de mi boca. Un grupo concreto de muelas de la derecha. Las tenía sucias, un cúmulo de restos de comida que se había vuelto oscuro. Miro mi cepillo de dientes y veo que es porque el cepillo también está sucio,de modo que decido entrar a una farmacia y comprar cepillo nuevo. Sin embargo, me urgo, no recuerdo con qué, la muela… y al final consigo eliminar la suciedad. Me alegro de ver que al final no fue necesario ni siquiera el cepillo.

Se aproxima la hora y decido subir a casa a cambiarme de ropa. Pienso en ponerme algo más elegante para la ocasión. Algo negro. Parece que el chico me sigue acompañando.
Llegamos arriba y en la cocina, se lía un follón enorme. Allí dentro de la cocina había otra chica y apareció otro hombre. Este hombre atacaba a mi acompañante, de modo que él solo se defendía. Mi compañero sacó un cuchillo y al final mató a su atacante en defensa propia. La chica le sonrió y le dijo que podía vivir allí con ella, puesto que ella se alimentaba de los cadáveres de las personas. Cogió el cuerpo sin vida del atacante y lo guardó en la despensa. Allí dentro ví el cuerpo de otra persona más.
A mí aquello me desagradó totalmente. De modo que me fui a mi habitación, a mi lugar seguro un poco evadiendo el asunto, dado que aquello no era de mi incumbencia. Busqué ropa, centrándome de nuevo en mi cita pero me di cuenta de que no me había traido la ropa que yo quería para el evento, así que tuve que conformarme xD.

**
Esta tarde me he echado un rato antes de dar clase, con la carta del ermitaño bajo mi cabeza. Pues mientras estaba tranquilita, que no estaba dormida pero casi, me ha llegado un mensaje que no tengo idea de lo que significa “sabe quién soy”.

17/abril/17

(Con la carta ermitaño debajo de la almohada y tras llevar dos días preguntándome qué significa "sabe quién soy")

En el primer sueño, digamos que no sé dónde estoy. En un espacio abierto. Recuerdo que ví dragones de tipo oriental, muchos. A mi izquierda siento una presencia, sin embargo, está como escondido un poco detrás de mí, así que no veo su apariencia física. Solo veo la luminosidad que refleja. Veía que desprendía una luz bastante potente, sin embargo, le dije “pues yo te veo gris”.
 
Después, en otro de los sueños, estoy en mi casa. Esta casa no se parece a ninguna de la realidad. Tiene un salón muy grande. Hay asientos dispuestos alrededor de una tarima. Parece que va a comenzar una charla sobre espiritualidad o algo así. Entonces, comienza a entrar a mi casa un montón de gente para escuchar esta charla.
Salgo un momento al pasillo, fuera de mi casa, y veo que por las escaleras, se ha caído una mujer mayor con el pelo muy corto, casi rapado. La ayudo a levantarse y cuando está de pie, ella me pone las manos en la cabeza, ambas y me sonríe. Yo siento mucho gusto cuando ella hace esto. Es como si se hubiese liberado mi cabeza, sentía ligereza.

Posteriormente, entramos dentro y buscamos sitio para sentarnos. Nos separamos, cada una va por su lado. Decido colocarme en un asiento al azar. Entonces, el chico que hay al lado que en principio parece rubio me pregunta: “¿sabes quién soy?”. Él me miraba sonriendo, animado. Insistía “¿te acuerdas de mí?”. Intento hacer memoria y le digo “no, ahora mismo no te recuerdo, aunque sí me suena de algo tu cara pero no sé de qué”. Luego, él parece cambiar de aspecto. Ahora es moreno, tiene el pelo algo más largo, lleva barba, lo veo de pie y tiene los labios carnosos. Seguía sin saber quién era. Parece decirme algo importante. Me decía algo así como que necesitaba a su pareja, o algo así.

En otro sueño, estoy con mis padres. Me veo en el edificio de algo que parece ser un centro comercial, con algunas tiendas. Nos dirigimos todos a comer. No tenemos claro dónde ir, pero nos dejamos llevar. Nos sentamos en un local al final de un pasillo, en un salón con amplios ventanales y con sillas forradas con una tela blanca. Había una oriental de pie. Cuando llegamos se fue y vino un camarero occidental a atendernos, aunque el restaurante sí que parecía ser oriental.

Antes de pedir nada, el camarero nos trae un aperitivo. Nos deja un plato pequeño de algo que él dice que son “pepinos”. Cojo uno y no tiene aspecto de pepino, sino de básicamente falo masculino xD. Tiene el mismo color exacto de la piel humana y cuando le hinco el diente, tiene una textura demasiado blanda en contraste con el pepino. Lo pruebo y no me gusta su sabor, de hecho, me dan arcadas y al final devuelvo la bola de comida al plato.
Sin embargo, decido hacer un segundo intento y esta vez ya sí que parece que me gusta, tratándose incluso del mismo “pepino”. De todas formas, no me lo como entero, sino que vuelvo a dejarlo en el plato por la mitad con la intención de acabarlo.

Luego mis padres me hablan de viajes. Me preguntan dónde quiero ir. Les digo que me gustaría ir a Galicia otra vez. Mientras hablaba de este lugar, imaginaba el mapa y mi mente se situaba en la zona de Cataluña, así que no sé por qué dije Galicia. A mi madre no le gusta la idea. Así que les digo que no pasa nada, que podemos ir donde sea. Les digo que en Cataluña, hay una isla que quiero visitar (no tengo conocimiento de las islas de allí en la vida real, pero en fin, investigaré y pensaré en la posibilidad de ir xD).

11/5/17

El cuerpo humano visto como un pc xD

Y sueños...



9/mayo/17

Hoy estaba con mucha gente. Fui a una fiesta en cada de la tia Leo, aunque no parecían estar ellos (su familia). Los allí presentes hablaban de muchas  cosas pero no recuerdo nada. Hablaban de un hombre en concreto. Luego aparecieron dos cuadros colgados en una pared, tamaño folio, que había hecho Linco. Ambos contenían frases referentes a ese hombre, se supone que hacía gracia. De hecho, a mí me hizo mucha gracia.
De repente, dentro de la misma casa, en alguna estancia… hay un aula y me para alguien de dentro de esa aula. Están haciendo ejercicios de pronunciación de francés, aunque solo se centran en las vocales. Me pasan la patata caliente, como cediéndome turno para pronunciarlas y les digo que yo prefiero pronunciarlas dentro de palabras junto con consonantes puesto que la pronunciación de estas cambia para cada caso particular. Así que me voy de allí porque considero esta clase muy de amateurs xDD.

Fuente: http://energia-creativa.blogspot.com.es/2007/06/myspace-codes.html
          Las vocales y sus sonidos tienen más que ver con lo Superior y Absoluto.

El uso de las vocales es la base de muchas fórmulas y encantamientos mágicos de las prácticas ocultas. La palabra encantar, proviene del latín incantare, que significa cantar o repetir palabras o sonidos mágicos.

A la vocal “A” se le atribuye el elemento tierra y punto cardinal norte. A la vocal “E” el elemento aire y punto cardinal este. La vocal “I” el elemento fuego y el sur. La vocal “O” el elemento agua y punto cardinal oeste. La vocal “U” el elemento éter.

La Cábala y en las enseñanzas esotéricas del Judaísmo, realizan un ejercicio que consiste en trabajar con sonidos vocálicos para manifestar la energía que compone el Árbol de la Vida. En hebreo las vocales eran extras y se adaptaban a las palabras formadas por consonantes. Las consonantes le daban el cuerpo a las palabras, pero sólo las vocales le daban el alma.
Sí, me gusta ver todo en su conjunto, el alma junto con el cuerpo y ver los casos particulares, centrándome en cada persona. Supongo que será por eso xD.
Sigo mi camino y decido salir de viaje. Me siento en una sala de espera en la que hay mucha gente sentada, de todas las edades. Me dirijo hacia la guía y le pago una entrada con 25euros en efectivo.
Tras pagar, paso una puerta que me conduce a un lugar totalmente diferente. Era como si fuese ese lugar, un portal. La guía nos dice que nos dividamos en grupo, así que rápidamente me asocio a otra chica.

Exploramos ese nuevo lugar. Era como un templo enorme, de piedra, con algunas plantas aquí o allá. Había muchísima gente pero también noté que habían muchos monjes budistas, como en otro plano. Es decir, a veces, podía distinguir sus siluetas claramente y otras veces las siluetas desaparecían rápidamente. En ningún caso me detenía a mirarles siquiera el rostro.
Por allí también encontré a Sergio, un antiguo amigo mío, que subía por un ascensor y que curiosamente también mencionó al hombre que anteriormente sacaron en la fiesta a relucir que me hacía tanta gracia pero que no recuerdo.

10/mayo/17

En el primer sueño estoy en un paisaje de montaña y parece haber nieve. Aparezco con 3 o 4 personas más. Cada uno de nosotros, tenemos un pie en un patinete de estos con manillar. Dos pies por cada lado, osea, dos personas por cada lado. Lo usábamos para desplazarnos entre montaña y montaña o algo así. Ya nos habíamos desplazado bastante pero nos quedaba un último tránsito y resulta que había una mujer de unos 50 o así que decía que no estaba preparada todavía, le daba miedo o algo así para ese último desplazamiento. Sin embargo, éramos más los que queríamos avanzar… de modo que el que llevaba el manillar, tenía ya intención de ponernos en marcha de nuevo. Entonces, desperté.

En el siguiente sueño, he tenido un sueño dentro de otro. He soñado con Paloma Navarrete. Le escribía una carta contándole lo que había soñado. Le dije que primero veía a una mujer que parecía una maestra de artes brujeriles. Estábamos en un edificio antiguo, la veía a ella en una escalera de caracol que subía hacia arriba mientras me miraba. Pero por lo que sea, la abandono o decido seguir mi propio camino o no sé qué pasó.
Luego, el escenario cambia. Estaba en mi habitación, durmiendo en la cama y veo un gato negro que se me acerca. En principio, no me llama demasiado la atención pero cuando lo observo más detenidamente y le miro los ojos, siento una conexión especial con ese gato y me doy cuenta de que es Paloma. Este gato tiene unos ojos más grandes de lo habitual y parecen verdes.

Acto seguido, me veo con ella y con un grupo de chicas en un paisaje boscoso y luego en un edificio grande y antiguo. Parecen ocurrir muchas cosas, muchas acciones en poco tiempo. Ella parecía ser nuestra maestra. Nos entrena para algo. Después, veo otra escena… parece que luchábamos contra un grupo de gente que no tenía buenas intenciones.

Luego, me despierto dentro del sueño y decido comunicar con ella. Veo su imagen, osea, que aparece frente a mí. Le cuento que he soñado con ella, le digo lo del gato. Ella me pregunta por el color de los ojos de este gato y le respondo que son verdes. Responde con una onomatopeya en señal de que me escuchaba. Yo le sigo contando…  le digo quién soy, que ya he contactado con ella antes “soy la muchacha que te soltó aquella pedazo de historia sobre los dragones”pero después, es como si se perdiera la conexión porque dejo de ver su imagen. Así que, decido escribirle una carta y así me despierto, pensando en lo que le iba a decir xD.

11/abril/17

En el sueño de hoy, veía a mi hermana cara a cara. Ella tenía en su cuerpo algo extraño. Abajo en sus partes genitales, tenía una ranura tipo puerto usb, igual que los ordenadores. Fui a introducirle un pen drive y arriba en su boca, tocaba sus labios con los dedos como si yo escribiera con un teclado, de modo que parece que yo le introducía palabras.
En el siguiente sueño, una mujer me está haciendo un chequeo o algo así. Comprueba mi ritmo cardíaco, está bien. Comprueba mi sangre, todo está bien. Comprueba la glándula tiroides… y primeramente el informe no sale claro. Ella parece hacer algo, no sé qué. Me realiza otra comprobación de esta glándula y finalmente dice que está todo correcto.


12/abril/17

Protodraco del Tiempo Perdido

En el primer sueño, abro un panel como en el espacio. Se trata de un juego de realidad virtual o algo así al que hace mucho tiempo que no entro. Pongo mi nombre de usuario, mi contraseña y accedo a ese otro mundo. Me meto dentro de él. El caso es que lo primero que me aparece es una montura, aunque no se si es una montura o es mi propio avatar. Es un dragón enorme, de color musgo. Aunque este color parece cambiar muy a menudo, así que me cuesta definir un color único. Digamos que en el juego, parecía de noche o atardeciendo y el dragón se veía más oscuro pero cuando había más claridad, el dragón se veía también más claro incluso con tonos dorados. Se parecía a aquel dragón raro y enorme que conseguí jugando hace mucho tiempo en el world of wardcraft y que era super complicado de conseguir: el proto draco del tiempo perdido. El caso es que yo iba caminando con mi dragón, el cual era muy tocho xD. Iba sin prisa pero sin pausa y me hacía mucha gracia su andar. A pesar de que era tan enorme, no andaba con el cuello estirado, sino que iba pegado al suelo como aquel que quiere pasar desapercibido. Era un peluche terriblemente poderoso. Me fijaba en los demás usuarios que iban montados en sus respectivas monturas, algunos de ellos con una apariencia muy digna y solemne. Pensé que todo estaba prácticamente igual que lo dejé, sin apenas evolución. No me crucé con ningún otro dragón.





De repente, me metí en una mazmorra a luchar contra el malote del juego. Subí por una especie de montaña y arriba esta cambiaba de forma, así que había que estar atento para no caerse y colocarse en el lugar indicado. Ese sueño terminó justo cuando iba a salir el jefe malísimo de la mazmorra (está claro, me va la marcha) xDD. Justo cuando por fin, la cúspide de la montaña se estabilizó, se divisó una especie de hombre enorme muy oscuro con grietas que dejaban ver una capa interior rojiza. El combate iba a comenzar aunque de momento solo nos observábamos mutuamente.


En el siguiente sueño, veía a gente en una isla que no sé cómo habían llegado a parar allí, tal vez naufragando. El caso es que no parecía un lugar transitado por otros barcos, sino todo lo contrario. Veía a una mujer que lavaba los platos en la orilla de una playa de un mar que en ese momento estaba muy en calma. Además el agua parecía muy clara, muy pura y cristalina. Asentí para mí misma y pensé “claro, aquí no ha llegado tanto la contaminación de la gente”.



Ellos vivían en el interior de una cueva que se abría justo al lado de la orilla. Dijeron que gracias a esa cueva, resistieron el helado invierno, ya que parece que en invierno todo quedaba cubierto por hielo.



Después, me enseñan la cueva y entramos dentro. Allí dentro parece haber una ciudad. Me meto en el interior de una casa en concreto, muy iluminada y era exactamente igual que una casa normal y corriente. Con sus paredes, sus distintas estancias, todo. En esa casa en particular, parece que el chico de la casa parecía hacer reformas. De modo que apenas había muebles. Estaba colocando unas cuerdas blancas en una terraza para tender que iban de lado a lado, conectando dos ventanas de dos habitaciones contiguas y en la siguiente estancia estaba picando una pared, puesto que quería destruirla, no sé para qué exactamente. El caso es que el muro pintado de color blanco iba desapareciendo poco a poco y detrás comenzaban a aparecen las piedras que conformaban la cueva. Entre hueco y hueco de cada piedra, habían colocado algún instrumento de trabajo, como esas palas que se usan para encementar los ladrillos. 



Sin embargo, de repente, comienza a aparecer agua a presión por un agujero que el chico ha hecho en la pared y él se va corriendo. El caso es que yo me quedo allí tapando el agujero con mis propias manos.
Más tarde, una chica me enseña su maleta. En ella guardaba muchísimas revistas, libros y demás objetos de la antigüedad pero que ella conservaba en perfecto estado como si fuesen actuales, como si no pasara el tiempo en el interior de esa maleta.
 
Y al poco de terminar de escribir este último sueño, se ha dejado sentir un temblor de tierra que me ha producido un susto totalmente inesperado xDD. Justo a las 09:49 (bonito número, me gusta, sobre todo porque nací un 27: 2+7 =9 xD). Las energías del cambio están aquí...

Licencia

Licencia
'Somos Dragones' por Irshah & Golden Spirit está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 (internacional) 2014 al presente.